sáb

09

jun

2018

El Centro de Interpretación Cabra Jurásica.

  La Sierra de Cabra está situada al sur de la provincia de Córdoba y forma parte de la unidad Subbética externa de la cordillera Bética. El choque de la placa tectónica africana y la ibérica provocó el levantamiento de los sedimentos depositados 200 millones de años atrás, en la zona occidental de lo que fue el mar de Tethys. Actualmente dejan al descubierto los estratos jurásico con una buena muestra de ammonites y otros fósiles.

     Fue estudiada a principios del pasado siglo por el catedrático Juan Carandell y visitada por numerosos geólogos a esta entrañable ciencia. 

 

Leer más 0 comentarios

mié

28

dic

2011

El aumento de la acidez en las aguas provocó la extinción de los ammonites al final del Cretácico.

                                                                                      Hoy en día está plenamente aceptado por la comunidad paleontológica que la extinción de los dinosaurios al final del Cretácico se debió al impacto de un meteorito en lo que actualmente es la península de Yucatán, en México. Pero aún así, siguen habiendo varias teorías que intentan responder algunas de las preguntas sobre dicha extinción.

 

     Parece más o menos claro cómo se pudo producir la extinción de multitud de especies terrestres, entre ellas los dinosaurios, de hecho este tema ha dado material más que suficiente para atraer la atención del público en general, con la aparición de varios libros y guías sobre dinosaurios y su extinción, e incluso películas y documentales de éxito reconocido. 

 

     Lo que no estaba tan claro hasta ahora era conocer el motivo por el cual los ammonites, animales tan distantes y distintos de los dinosaurios, sufrieron la extinción definitiva al mismo nivel cronológico. 

 

     Laia Alegret, paleontóloga de la Universidad de Zaragoza, nos muestra una nueva teoría que podría aportar la respuesta definitiva : el aumento de la acidez de las aguas. 

 

     El trabajo llevado a cabo por dicha paleontóloga, junto con otros dos investigadores de las Universidades de Yale y Michigan, ha sido publicado recientemente en la revista científica "Proceedings of the National Academy of Sciences USA". Este trabajo analiza con detalle las extinciones marinas y sus posibles causas. 

 

     Todo parece indicar que, tras el impacto del meteorito, se expulsaron a la atmósfera una gran cantidad de polvo y gases tóxicos. lo que provocaría la oscuridad en el planeta al impedir el paso de los rayos del sol, y en consecuencia, rompería la cadena alimenticia, al no poder realizar la fotosíntesis las plantas terrestres y las algas marinas. Si ésto hubiera sucedido así, los animales de la superficie de los océanos, que se alimentan de estas algas, habrían fallecido rápidamente, y en consecuencia, los habitantes de los fondos marinos lo habrían hecho más tarde. Sin embargo, no fue así. Los ammonites que habitaban la parte media y superior de las aguas sucumbieron a la extinción, pero los nautilus (muy semejantes a los ammonites), que poblaban los fondos marinos, han conseguido sobrevivir hasta nuestros días. ¿Por qué?

 

     Según Laia Alegret, la cantidad de polvo expulsado a la atmósfera no fue tanto como para provocar la oscuridad total, e incluso afirma que las plantas y las algas pudieron haber reanudado la fotosíntesis mucho antes de lo estimado. 

 

     Curiosamente fueron solo los animales provistos de concha carbonatada y hábitat más próximo a la superficie los que se extinguieron. El motivo pudo ser el aumento rápido de la acidez de los océanos. El descenso repentino del ph de las aguas se debió a la aportación de ácido nítrico y ácido sulfúrico. Así pudieron perecer rápidamente los grandes peces, los mosasaurios, y los ammonites. Mientras tanto, los nautiloideos, habitantes de los fondos marinos donde no llegó la acidez, sobrevivieron a la extinción. 

 

0 comentarios

mié

14

dic

2011

Guía de ammonites

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

      Quiero recomendar una pequeña guía dedicada en exclusiva a los ammonites. Su nombre es "Ammoniten", y está escrita en alemán.

 

     Su autor, Andreas E. Richter, alemán residente en Augsburg, nos muestra una selección de ammonites clasificados. 

 

     Con más de 140 fotos, nos relata detalles sobre la constitución de sus conchas, su división sistemática, etc. 

 

     Una pequeña guía para contemplar y estudias fichas de cefalópodos fósiles procedentes en su mayoría de Alemania, Francia y Reino Unido. 

 

     Se puede encontrar en tiendas de internet, y más fácilmente en ebay, al precio de entre 10 y 15 Euros.

0 comentarios

dom

21

ago

2011

El primer ammonites del Jurásico.

                                                                                                                                                                              Varios científicos acuerdan poner fecha al inicio del periodo Jurásico basándose enla aparición del ammonites Psiloceras spelae. A partir de ahora, éste será el primer cefalópodo que se tomará como referencia del paso del Triásico al Jurásico.

 

     Si el Jurásico supuso en tierra el periodo de esplendor de los dinosaurios, en el mar lo fue de los cefalópodos, llegando a compartir la hegemonía en sus respectivos hábitats hasta la extinción del Cretácico que dió lugar a la desaparición de ambos grupos.

Leer más 0 comentarios

sáb

21

may

2011

Fósiles atrapados en las piedras de los edificios históricos.

















     El equipo de Paleontología de la Universidad e Leon ha puesto en marcha unas jornadas divulgativas para dar a conocer los fósiles atrapados entre las piedras que conforman el paisaje urbano de la ciudad.


     La catedral, el Palacio del Conde Luna o la calle Ancha guardan en sus entrañas restos fósiles de equinodermos, gasterópodos e incluso lo que podrían ser unos goniatites.


0 comentarios

vie

29

abr

2011

Diente de tiburón incrustado en un ammonite.

     

     Se ha encontrado un ammonite con un diente de tiburón incrustado en su concha, concretamente se trata de un Orthaspidoceras con un diente de Planohybodus.

 

     Los Orthaspidoceras habitaban los mares del Jurásico Superior, principalmente durante el Kimmerigdiense, compartiendo hábitat con los tiburones del género Planohybodus. Hasta ahora se pensaba que la dieta de estos tiburones se basaba en peces de pequeño tamaño, si bien este fósil nos demuestra que también incluían a los ammonites en su dieta. 

 

     El fósil pertenece a la colección particular de un aficionado a la Paleontología. 

0 comentarios

vie

15

abr

2011

La dieta de los ammonites

    Un grupo de científicos, encabezado por Isabelle Kruta, han encontrado restos de placton en los órganos bucales de varios fósiles que estaban estudiando.

 

     Lo que hasta ahora era simplemente una suposición, ha quedado confirmado tras este descubrimiento. 

 

     Aplicando rayos x de alta calidad, obtenidos por aceleración de partículas sobre los fósiles, han conseguido reproducir el sistema bucal de los ammonites, llegando a encontrar restos de diminutos animales que forman el placton.

 

     Ya sabemos que los ammonites aparecieron en el Devónico, hace unos 400 millones de años, y que desaparecieron al final del Cretácico, hace unos 65 millones de años. La coincidencia en su desaparición al mismo tiempo de la de los dinosaurios, nos presenta un paralelismo entre ambos que nos hace pensar en una extinción masiva por motivos naturales, que bien podrían ser los mismos que acabaron con los dinosaurios. 

 

     Muchos son los científicos que han estudiado y argumentado la extinción de los dinosaurios,, pero no podemos olvidar que durante las mismas fechas se extinguieron también otros grupos de seres vivos, entre ellos los ammonites. 

 

     El impacto de un meteorito a finales del Cretácico pudo suponer que el placton que poblaba los mares, pereciera casi por completo como consecuencia del incremento de la acidez del mar en la superficie. Si el descubrimiento del que hablamos demuestra que el placton era el sustento de los cefalópodos (ammonites), ésto supone la la ruptura de la cadena alimenticia, provocando la posterior extinción de un grupo que había habitado los mares durante más de 300 millones de años.

 

     Por lo tanto, este descubrimiento puede suponer el despeje de la incógnita que hasta ahora se mantenía sobre la desaparición de los ammonites. 



0 comentarios

Blog Ammonites

Seguidamente os muestro el enlace a mi blog personal "Ammonites, el mundo de los cefalópodos fósiles".

Noticias, descubrimientos, experiencias personales y todo aquello que pueda interesar a la comunidad paleontológica, y en especial a los aficionados a los cefalópodos. 

 

También puedes seguir mi página "AMMONITES" en Facebook.

Blog Ammonites
Blog Ammonites